El estudio Anders Berensson Architects presentó en octubre de 2016 los planos conceptuales para el edificio más alto de Estocolmo, un rascacielos de madera de 133 metros cubierto de números. Este esbelto rascacielos llamado “Trätoppen” o “Copa de Árbol”, se eregiría en la parte superior de un histórico parking de los 60, llamado “Parkaden”, diseñado por el arquitecto sueco Hans Asplund.

El aparcamiento tiene una fachada distintiva que ayuda a los conductores a orientarse dentro del edificio, una característica que Berensson pretende seguir en las fachadas del rascacielos.

“Si queremos reducir la cantidad de coches en el centro de la ciudad de Estocolmo y al mismo tiempo hacer espacio para más viviendas sin construir en áreas verdes, entonces la sustitución de aparcamientos por viviendas, tiendas y restaurantes es una opción a tener en cuenta”, dijo el arquitecto.

Berensson propone que la estructura de 40 pisos podría ser hecha de CLT, un tipo de madera de ingeniería hecha de secciones de madera laminada. El material es considerablemente más fuerte y más estable que la madera normal, lo que permite a los arquitectos proponer estructuras de madera más grandes y más altas que nunca.

“El CLT tiene una gran capacidad cuando se trata de construir edificios de gran altura, tanto en términos de resistencia, como también en lo que se refiere a la prevención de incendios“, dijo el arquitecto.

“En Suecia, la construcción con CLT es una técnica bastante nueva y se utiliza principalmente para edificios bajos, pero queríamos mostrar su potencial, especialmente porque Suecia tiene una gran industria maderera”.

“Desde el exterior, uno puede contar los pisos leyendo la fachada y desde el interior se le recordará a qué piso se encuentra, imitando la técnica utilizada en el garaje sobre el que está construído”, dijo Berensson.

“Esta es una característica útil dado que el rascacielos será el más alto en el centro de la ciudad de Estocolmo”, agregó. “La fachada también tiene algunos beneficios prácticos y actúa como una pantalla solar, que mantiene el edificio fresco y eficiente energéticamente


Los primeros siete pisos, dentro del aparcamiento existente, se convertirían en tiendas y restaurantes. Los pisos del 8 al 39 alojarán 250 apartamentos detrás de la estructura de madera, y también contará con una terraza pública en en el nivel más alto del rascacielos.

“La mayoría de la población de Estocolmo está de acuerdo en que hay que construír más edificios residenciales en el centro del a ciudad, así que supongo que es una gran oportunidad para los estudios de arquitectura de Suecia que se construya un edificio de estas características en nuestro país”, dijo Berensson.

Trätoppen es la última en la serie de propuestas recientes de rascacielos de madera, que se están convirtiendo en una perspectiva más realista gracias al auge de la construcción empleando el CLT.