El mercado de la construcción sostenible continúa creciendo y, en el futuro próximo no muestra signos de desaceleración. La adopción generalizada de prácticas de construcción más ecológicas significa que la sostenibilidad es primordial en las construcciones venideras.

Un producto conocido como madera laminada cruzada (CLT) se ha utilizado en Europa desde hace un par de décadas, y ha demostrado ser una alternativa sorprendentemente eficiente y ecológica a los tradicionales materiales empleados en la construcción.

Este sistema de construcción de madera de ingeniería está hecho de varias capas de tableros de madera, apilados transversalmente y unidos entre sí, proporcionando estabilidad dimensional, resistencia y rigidez.

 

Ejemplo de panel CLT.

Es más que evidente que se pueden lograr avances significativos en el desarrollo de materiales y procesos de construcción sostenibles. Mientras que muchos desarrollos de construcción sostenible dependen de la fabricación intensiva, el CLT ayuda a forjar una conexión más estrecha entre el mundo construido y el mundo natural.

Las características de la madera laminada cruzada son superiores en calidad y cantidad a los beneficios de los productos de la era industrial:
Durabilidad

Con un diseño y mantenimiento adecuados, las estructuras de madera pueden proporcionar una vida útil larga y útil equivalente a otros materiales de construcción. La clave es la planificación cuidadosa y la comprensión de las cargas ambientales y otros factores externos que puedan afectar a un edificio durante su vida útil.

Fuerza y estabilidad

La laminación cruzada proporciona una estabilidad dimensional superior y ofrece un rendimiento significativo de resistencia al corte en comparación con otros materiales estructurales comunes. Los paneles de CLT superan a cualquier material actualmente disponible en la construcción.

 

Diferencias en la estructura de un panel CLT y uno de Glulam.

Resistencia sísmica

Los paneles CLT pueden crear un sistema eficaz de resistencia a la carga lateral. Los investigadores han llevado a cabo extensas pruebas sísmicas en madera laminada cruzada y han encontrado que funcionan excepcionalmente bien sin deformación residual, particularmente en aplicaciones de varios pisos.
Rendimiento térmico

Los paneles de madera laminada cruzada son los mejores aislantes, requiriendo poco o ningún aislamiento. Dado que los paneles de CLT pueden ser fabricados bajo la precisión de un ordenador, esto nos ofrece la posibilidad de crear las juntas entre paneles de la forma más ajustada.

Esto resulta en una mejor eficiencia energética para la estructura. Los paneles sólidos también significan una infiltración de aire prácticamente cero en el edificio. Las temperaturas interiores de una estructura CLT terminada se pueden mantener con sólo un tercio de la energía de calentamiento o enfriamiento normalmente requerida.

 

El CLT es un material de construcción en pleno auge. Cada día son más las construcciones que lo tienen como elemento principal.

Resistencia al fuego

Una sección transversal gruesa de CLT proporciona una resistencia al fuego excepcional. Su masa hace que carbonice lentamente, ralentizando y eventualmente deteniendo la combustión. En comparación con las estructuras de hormigón y acero en un incendio catastrófico, las estructuras de madera laminada cruzada sufren menos degradación.

Gestión de la humedad y difusión del vapor

La madera es naturalmente higroscópica, sirviendo como un sistema de control de la humedad del edificio. Idealmente fabricado con un contenido de humedad del 12 por ciento, la capacidad de la madera para absorber y emitir humedad puede estabilizar naturalmente un ambiente interior.

Los edificios construídos de CLT “respiran”, minimizando el riesgo de crecimiento de moho y maximizando la comodidad de sus ocupantes.


Entorno de interiores saludable

Los únicos componentes de un sistema de construcción CLT son la madera y un adhesivo no tóxico. Los materiales de construcción de CLT no introducen toxinas en el ambiente interior, proporcionando una calidad de aire interior limpia.

Los sistemas de pared de madera laminada cruzada son naturalmente transpirables. Integrado con sistemas mecánicos apropiados, esto crea un ambiente interior saludable que maximiza la comodidad y la salud de los ocupantes.
Flexibilidad del diseño

El CLT tiene propiedades estructurales únicas que proporcionan una mayor flexibilidad de diseño, permitiendo proyectos distintivos e innovadores. Debido a la ductilidad inherente de la madera, la madera ofrece muchas ventajas sobre los otros materiales estructurales comunes, tales como hormigón y acero.

La gran capacidad de flexibilidad de la madera nos permite crear obras de arte aquitectónicas.

Reducción de residuos

Los paneles de madera laminada cruzada se fabrican para aplicaciones específicas de uso final, lo que resulta en poco o ningún desperdicio del sitio de trabajo.

La madera es el único material de construcción importante que crece naturalmente y es renovable. La longevidad de los componentes CLT asegura que el valor futuro de cualquier estructura permanezca alto. Los edificios CLT son fácilmente modificables y remodelables. También son totalmente reciclables una vez que llegan al final de su vida útil.