En esta edición os queremos dar una vista más en detalle de una de las mayores amenazas para la madera, como hemos podido ver en el anterior post. Las termitas son insectos incansables y unos de los pocos que no cesan en su actividad durante todo el día, sumando a los numeros que pueden alcanzar en sus colonias hacen de este tipo de insecto una verdadera amenaza cuando consiguen colarse en nuestras casas.

A continuación, os mostramos en varios videos una perspectiva mucho más en detalle de algunos aspectos de estas incansables criaturas.

 

En este video podemos ver con gran detalle cómo se alimenta una termita, la capacidad que tienen de degradar la madera, mordiendo con sus eficientes mandíbulas.

 

 

Algo que podriamos pasar por alto, es que las termitas en sí, no son una plaga, se convierten en plaga cuando colonizan espacios habitados por nosotros, los humanos. Mientras que, en la naturaleza, llevan a cabo funciones esenciales dentro del ciclo del ecosistema en el que se encuentran. En este video, se explica cómo en su hábitat natural, esta especie de termita, en simbiosis con un hongo que ellas mismas “cultivan”, son las únicas responsables de devolver a la tierra los compuestos esenciales en la madera degrada, como la lignina.

 

 

En este último video, se explica con gran detalle, como construyen e incluso, algo que las hace únicas, la capacidad de extraer nutrientes de la madera.

Desde el Exploratorium, el museo de San Francisco, California, centrado en la ciencia, artes y percepción humana, nos enseñan que es gracias a unos microorganismos que viven en simbiosis con las termitas, los que se encargan de metabolizar la madera ingerida por las termitas. La Trichonympha agilis se encarga de fermentar la celulosa ingerida por la termita y es gracias a esto que una bacteria es capaz entonces de usar las calorías de la madera, combinadas con nitrógeno ambiental, para producir proteínas. Éste es un proceso realmente único que llevan a cabo una gran variedad de xilófagos y que es comparable a convertir un hidrato de carbono en proteina animal.

El conocer ese tipo de simbiosis y su importancia es vital a la hora de combatir este tipo de insectos, ya que ni la termita puede vivir sin estos microorganismos ni viceversa. La sección de entomología de la Universidad de Louisiana, ha creado un compuesto que cuando ingerido, ataca a estos microorganismos, inhibiendo la capacidad de las termitas de alimentarse de la madera y acabando así con ellas sin el uso de pesticidas y venenos.