Vivir en un clima cálido como el nuestro, implica que puede haber al acecho, un enemigo muy numeroso que podría causar daños graves y cuantiosos en la madera: termitas.

En ciertas épocas del año generalmente en primavera –, cuando una colonia está completamente desarrollada emergen la casta de las termitas aladas, futuros fundadores de una nueva colonia que perpetúan la especie y amplían su radio de acción. En la naturaleza emergen del suelo centenares de individuos que inician un vuelo frenético y limitado, cuando caen al suelo se desprenden de las alas, inician el apareamiento y la nueva pareja volverá al subsuelo para fundar la nueva colonia.

Estas termitas voladoras son alimentadas con algunos de los mejores alimentos que el nido puede ofrecer y son bien cuidadas hasta el gran día en el que emergen al exterior. A diferencia del resto de castas, las termitas voladoras o termitas aladas están provistas de ojos y de pigmentación, necesarias para su aventura momentánea en el mundo exterior.

Esta casta de termitas, está provistas con reservas de grasa con la intención de durar unos pocos meses, hasta que del primer lote de huevos resulten la primera generación de trabajadores que buscarán alimento, y en el caso de especies que se alimenten de hongos como la Macrotermitinae, comiencen a crear los primeros cultivos del hongo.

Dependiendo de la especie, estos enjambres de termitas voladoras pueden ocurrir una o varias veces al año, por colonia. La temporada típica de enjambrazón es después de una lluvia torrencial, después de un período de sequía, y generalmente tiene lugar al atardecer o después del atardecer, aunque esto varía según especie. En las áreas rurales, estos enjambres se congregan alrededor de las luces y pueden ser grandes en número. Estos enjambres de termitas voladoras no son peligrosos, puesto que no degradan la madera, sino que se limitan a la reproducción y en consecuencia, a la formación de una futura colonia.

Los enjambres de termitas voladoras en áreas urbanas cuentan con numerosas dificultades para cumplir con éxito su objetivo: además de tener en cuenta que son presas fáciles para hormigas, pájaros, lagartos y otros depredadores, hay que añadir la dificultad que tienen de encontrar substrato en el que poder enterrarse, como es el caso de las imágenes que mostramos a continuación:

La imagen corresponde a la salida de termitas aladas de un marco en una inmueble en la parte alta de la ciudad de Barcelona.

Pese a la abundancia de individuos, ninguna pareja conseguirá enterrarse por razones obvias.

 

Para apreciar de primera mano el enjambrazón, puedes ver el vídeo que realizamos.

 

 

Las termitas pueden permanecer ocultas, degradando la madera, alimentándose y reproduciéndose durante años. Sin embargo, si vives en zonas rurales, hay una señal de advertencia clave que debes vigilar: termitas voladoras (también conocidas como “enjambres de termitas”). Las termitas aladas pululando alrededor de su casa es el presagio de un problema mucho más grande.

Visión general del marco desde el que salen las termitas aladas.

 

Vista del marco y ventana desde el lado contrario.

 

Detalle del daño causado incluso en el yeso adyacente al marco.

 

Vista del enjambre antes de emprender el vuelo.

 

Algunos datos sobre las termitas:

¿Pueden las termitas volar?

Sí, pueden, pero no todas las especies. Las termitas no entran en la categoría de insectos voladores como las avispas y los mosquitos, ya que solo una de sus castas puede volar, y solo lo hacen durante un corto período de tiempo antes de perder sus alas.

Una colonia de termitas se divide en grupos conocidos como castas. Cada casta tiene un rol particular en la colonia. Las castas de una colonia de termitas son:

  • Obreras
  • Soldados
  • Aladas o reproductoras
  • Pareja Real

Dentro de las castas de termitas, solo las aladas pueden volar, siendo las únicas equipadas con alas rudimentarias. Estas son las únicas termitas que se desarrollan sexualmente y son los futuros reyes y reinas fundadores de nuevas colonias de termitas.

Enjambres de termitas

Los enjambres de termitas marcan el comienzo de la temporada de reproducción. Sucede una o varias veces al año durante un período de tiempo, que difiere entre cada especie y cada país, y la estacionalidad juega un papel importante.

¿Por qué las termitas vuelan?

Las termitas vuelan con el único fin de reproducirse y comenzar nuevas colonias. Un enjambre de termitas marca el comienzo del ciclo de vida de una nueva colonia.

Durante este período, las termitas aladas masculinas y femeninas sexualmente desarrolladas dejan sus nidos y emprenden el vuelo. Esto se conoce como ‘vuelo nupcial’ y también es común y practicado por otros insectos, como las hormigas.

Después de abandonar su nido, las termitas aladas se congregan en el aire (enjambres) y se aparean con termitas de la misma especie de otras colonias. Después de que se hayan apareado con éxito las termitas se desprenden de sus alas y comienzan el proceso de creación de una nueva colonia.

¿Cuándo se dan las termitas voladoras?

Las termitas voladoras generalmente comienzan a verse en los primeros días de la primavera cuando el clima es cálido y después de una lluvia. Las termitas usan señales ambientales como una señal para comenzar a prepararse y sincronizarse con otras colonias de termitas de la misma especie para asegurar que se reduzca la posibilidad de endogamia.

La hora del día en que ocurren los enjambres de termitas depende de la especie de las termitas. La mayoría de las termitas subterráneas vuelan durante el día mientras que las termitas formosanas (una especie de termitas subterráneas) vuelan durante la noche.

Las termitas aladas se sienten muy atraídas por las fuentes de luz, como las farolas, y a menudo se las puede encontrar pululando alrededor de ellas.

Las termitas no son muy buenos voladores y generalmente dependen del viento para alejarse de su colonia. Debido a esto, los enjambres de termitas no duran mucho, y se pueden encontrar cerca de los nidos de origen.

¿Qué apariencia tiene una termita voladora?

Las termitas voladoras difieren en apariencia de otros insectos voladores y se pueden identificar al examinarlas de cerca.

Tienen dos antenas que a menudo son rectas con una ligera curva y tienen dos juegos de alas que son iguales en longitud y de color blanco y translúcido.

Las termitas, en general, se pueden definir por la forma de su cuerpo. Tanto las termitas voladoras como las termitas sin alas tienen un cuerpo grueso compuesto de una sola parte. Las termitas no tienen una constricción entre el tórax y el abdomen como lo tienen las hormigas.

Termitas voladoras y hormigas voladoras

Las hormigas y las termitas a menudo se pueden confundir unas con otras. Ha habido muchos casos en que las termitas han sido identificadas como “hormigas blancas”. En realidad, no existen las hormigas blancas, y son, de hecho, termitas.

Cómo deshacerse de las termitas voladoras

Como las termitas voladoras constituyen solo un pequeño porcentaje, la mejor manera de deshacerse de las termitas voladoras es exterminar a todas las termitas en general.

La erradicación de termitas de su propiedad no solo acabará con termitas voladoras sino que también reducirá y limitará la propagación, así como el potencial de futuras colonias de termitas en su área.

Eliminar termitas

Para eliminar las termitas de su hogar o negocio, es muy recomendable que solicite la ayuda de especialistas en control de termitas. Las termitas son difíciles de encontrar y erradicar.

Solicitar la ayuda de un exterminador de termitas ayudará a garantizar que se resuelva con éxito un problema de termitas, junto con las termitas voladoras.